miércoles, 7 de agosto de 2013

Eli Rodríguez: Huecos


El hombre
va derribado
en el miedo del sosiego
sus nudos daban el aire
sincero pero sin cielo.
Se quedaban sin color,
en escrúpulos
de sombra,
atrapado en el cencerro
ungidos para mostrarse
solitarios huecos buenos.
El infierno se reía
 en los viejos barros nuevos
atardecían pasillos
iban en velos a verlo.
Un lío como madera
entrelazaba perplejo
zurcidos
en estas horas
de intemperies va el silencio.
Se anudaba en el aire
 encarnado aquel misterio,
porque
el hombre
va derribado
en el miedo del sosiego.

Leido en Zona Poemas