lunes, 14 de agosto de 2017

Eli Rodríguez Poesía: Sin escuela

Entrelazadas las manos al aire
el dial era un hilo para encontrar
una zamba dando voz a la noche.

El sueño  antes del  sueño era Falú
Yupanki,  Osiris, los del Suquía
era letra en colores de paisajes
mientras la pieza vestía a la silla
con la túnica para la mañana.

Aquella música apagaba el miedo
y las aprendí en la piel de mis viejos
que no habían terminado la escuela.

Entonces, no había allanamiento.No
La esperanza dormía en la milonga
que sobre el juego de la melodía
un Guitarrero en corazón abierto
tarareó en  pliegues del portafolios.

domingo, 6 de agosto de 2017

Eli Poesía: El invierno próximo

Contigo madre
polilla del sacón
llevo unos rayos
en el  bolsillo 
que eclipso 
entre talles grandes
para que el invierno
próximo 
me dibuje los dedos.

martes, 18 de julio de 2017

Poesía Eli Rodríguez - Quintillas "La vida es olvido"

Si la vida es el olvido
de lo que ya dimos vuelta
dime tu joven perdido
adonde estaba escondido
lo que ahora soy resuelta.

Hoy la locura se viene
a sacudir la cordura
en este vuelo que tiene
un aire que le deviene
una razón de armadura.

Remedio viene del cielo
que se aloja en los  abrazos
celeste tela que anhelo
estrellas como un señuelo
que el alma tengo en retazos.

El vidrio que se calzina
en  la vida sin vivirla
sintiendo que nos arruina
la existencia que se afina
tan vana como una esquirla.

Melancolía que cae
en el lento tiempo breve
que entonces me retrotrae
a mi ser que se sustrae
del amor con su relieve.

La alegría va en las plantas
por donde quiero enredarme
y arribar a las gargantas
de las hojas  sacrosantas
que me invitan a quedarme.

Que todo es contradicción
la vida es luces y sombras
en la doblez del colchón
a veces con el barón
y otras en la bellasombra.

Si el bien es quedarse serio
disimular el afecto
no lo apoyo a este criterio
porque siento no hay  imperio
como la risa y su efecto.



sábado, 10 de junio de 2017

Eli Poesía: Los miserables


Los miserables 
 
Hoy Tengo unos ojos 
que miran desde la garganta
cuando el reloj vuelca el frío
como agujas sobre mis huesos.
 
Hoy el desamparo
me vuelve luz del tiempo
que enciende mi linfa.

Siento
que no podré caminar
sin tu cadena de excusas
sin tu red de vasos
en el peine 
de los buenos días.

Hoy se desvanece 
mi belleza linfática
la que desaté 
en la más absurda
 débil colcha del hotel.

Hoy no hay milagro
porque las maravillas
 acorraladas y sin tiempo
se hunden en los ganglios
de los divertimentos
y en las bolsas colectoras
de los hospitales 
van al olvido. 

Eli Poesía: Opcional con mucho estilo


Eli Poesía: Opcional


Eli Poesía: Las ojeras del frío